Por: Julio Peña

Cómo le explico a Josema, tú pequeño amigo de 5 años, mi hijo, que su amigo Daniel se fue al cielo. Cómo le explico si ni yo mismo encuentro explicación. El jueves me dijiste para almorzar porque no nos habíamos despedido; asumí que era porque yo había dejado el canal y no hubo tiempo para el adiós, pero terminó siendo tú despedida Dani querido.

Hablamos de todo y prometimos volver a trabajar juntos, como lo hicimos poco más de 15 años. Me hablaste de cuidar la salud y como siempre, tuviste palabras cariñosas para Josema, el niño que te atrapó con un yogurt en mi casa hace ya algún tiempo.

Tras el partido que Perú ganó en Quito, me pediste un tiempo solo para llorar en tu habitación, hoy lloro yo desconsolado porque no habrán más llamadas matutinas, más chifas, más risas, más sueños juntos con ese programa que no te pude cumplir.

Fui testigo presencial de muchos de tus logros, siempre estábamos conectados pensando lo mismo al mismo tiempo, aprendí a admirarte, a conocerte y sobre todo a quererte. En este último tiempo, dejamos el fútbol un poco de lado para hablar de la vida y sus problemas, aquellos que no tienen táctica ni pizarra, hablamos de los hijos, de Fátima y su pasión por el fútbol, de Daniela y lo cómoda que se siente en la piscina, o de Josema, quien llorando me decía que no me vaya de Al Ángulo, su programa favorito.

Cómo le explico a Josema que uno de mis compañeros de viaje partió sin boleto de vuelta, que se fue dejando frases inmortales y pieles erizadas con la pasión de su voz, esa voz capaz de hacer amar a la patria y de hacer creer en nuestra blanquirroja, aunque muchos nos tildaran de ingenuos.

El Mundial no será el mismo sin tu voz, pero mi vida tampoco sin tu presencia, con quién recordaré los innumerables comerciales radiales que me evocaban a la niñez y que me recordaban a mi viejo. Dejaste la cabina "Olimpic Tours" para partir a una celestial, una cabina donde gritarás los goles del Potrillo Escobar, donde Don Emilio (El Veco) comentará más que feliz y donde Pocho, tu referente, alentará tus emotivas narraciones golpeando la mesa con las mismas ganas que contagiaban en el viejo Ovación de Radio El SOl.

Dani amigo, me resisto a terminar de escribir, porque me resisto a aceptar que ya no estás, no tengo explicación, no la encuentro y no la encontraré, pero le pediré a Josema que me invite al mundo de los niños, ese mundo puro e ingenuo, donde él conversaba contigo al verte en la pantalla y se preguntaba por qué no le respondías. Yo cada que hable contigo ahora, tampoco tendré respuestas y eso me parte el corazón. Jamás te vi molesto, tu sonrisa y buen humor eran parte de tu ADN, tanto como lo fue tu humildad y don de gente; y es así como quiero recordarte.

Siempre estarás allí amigo, en el área, en mi corazón, de 9; está vez no creo que sea justo y me duele aceptar que sea cierto.

Te quiero amigo

Paolo cae en la primera final de la Copa Brasil
Peruanos en el exterior

Inter de Porto Alegre perdió 1-0 en su visita a Athletico Paranaense. Bruno Guimaraes anotó en el minuto 58. Paolo Guerrero jugó todo el partido. La revancha se juega el próximo miércoles en el Beira-Rio.