Un poco más de paciencia

Un poco más de paciencia

Por: Horacio Zimmermann

>> Perú fue recibido a lo grande en Lima

Olvidémonos por un instante del resultado. Del valioso punto conseguido en Buenos Aires, del Mundial, solo un ratito. Y pensemos algo: Sampaoli terminó más contento que Gareca en relación a la ejecución de lo planteado. 

Decimos esto después de haber escuchado a ambos en conferencia de prensa. Jorge Sampaoli considera que Argentina está en el camino correcto si se mantiene jugando como lo hizo ante Perú. Ricardo Gareca, en cambio, tuvo algunas señas y palabras que se interpretan como que no quedó del todo contento con el partido.

Argentina nos superó en el trámite. Tuvo más tiempo la pelota, generó más ocasiones de gol, dominó y controló el compromiso de principio a fin, salvo los quince finales de cada tiempo en los que Perú equiparó el compromiso.

¿Qué le faltó a Perú? Paciencia. La idea ante un equipo frenético como el de Sampaoli es, creemos, tratar de que ellos corran más tiempo detrás de la pelota que con la misma. No lo pudo lograr el equipo de Gareca. En ocasiones por la oposición albiceleste, pero en la mayoría por malas decisiones de los peruanos.

Una jugada que sirve como ejemplo: Paolo Guerrero toma la pelota y corre con ella hacia el arco rival a toda velocidad, solo, con la marca de cuatro argentinos. Eso era lo que creemos se pudo evitar. Hizo falta una pausa. Paciencia. La que tuvo por momentos Yotún y Trauco para juntarse con Flores y tocar, tocar, tocar y desesperar al rival y generar espacios.

La paciencia es una virtud. El fútbol es como el boxeo. No siempre se tiene resto para ir hacia adelante todo el tiempo. Hace falta moverte, encontrar el espacio, y golpear. Toda la paciencia que no tuvo Perú en Buenos Aires para prosperar en ataque deberá tenerla el martes ante Colombia; de lo contrario, seremos vulnerables.

Paolo cae en la primera final de la Copa Brasil
Peruanos en el exterior

Inter de Porto Alegre perdió 1-0 en su visita a Athletico Paranaense. Bruno Guimaraes anotó en el minuto 58. Paolo Guerrero jugó todo el partido. La revancha se juega el próximo miércoles en el Beira-Rio.